El accesorio de vaciado en el control de la Legionella

En su guía técnica para la prevención y control de la legionelosis, el Ministerio de Sanidad establece que “La tubería de acometida de agua a la cabeza difusora y la misma cabeza deben quedar vacías cuando las duchas o grifos no estén en uso.”

Asimismo, la NORMA UNE 100030-2017 de Prevención y control de legionelosis también señala que “La cabeza difusora y su tubería de acometida deben quedar vacías cuando las duchas o grifos no estén  en uso.”

Libera el agua estancada de grifos y duchas

Este accesorio de vaciado permite, de una manera sencilla, liberar el agua acumulada en las tuberías y en el rociador de ducha, para evitarla amplificación de microorganismos patógenos tales como Legionella o Pseudomonas.