Control de plagas

¿Cuáles son las plagas más frecuentes en ciudad?

Ni las zonas urbanas ni las más grandes ciudades se libran de padecer las plagas de insectos o pequeños animales a lo largo de todas las épocas del año. Si este problema no se llega a controlar a tiempo, pueden convertirse en plagas que afecten a nuestra salud. Es por ello primordial contactar con una empresa de control de plagas que acuda de inmediato para realizar el tratamiento que sea oportuno.

Bares, restaurantes, hogares y las propias calles son los lugares preferidos por los insectos y pequeños roedores buscando comida y cobijo. Algunos, debido a su reducido tamaño, pasan casi inadvertidos, situándose en los rincones de las puertas, las ventanas o las fachadas. A continuación te mostramos cuáles son las plagas más comunes en la ciudad:

Cucarachas

Se trata de uno de los insectos más numerosos en los medios urbanos. Por lo general, suelen habitar en las calles, alcantarillas o establecimientos caracterizados por una higiene deficiente. Son peligrosas para la salud humana ya que pueden contagiar la disentería, salmonelosis o listeriosis.

Roedores

Las ratas y los ratones son los roedores que más podemos ver por las calles de las ciudades. Son transmisores de innumerables enfermedades para los humanos ya que los lugares que suelen frecuentar están exentos de cualquier tipo de medida de higiene. Salmonelosis, tuberculosis o enfermedad de Weil son algunas de las enfermedades de las que son portadores. ¿Cuál es la solución? Llevar a cabo un tratamiento de desratización realizado por profesionales.

Termitas

A pesar de no causar problema alguno para la salud pública, estos insectos pueden llegar a provocar daños cuantiosos en las estructuras e instalaciones de edificios y viviendas.  Hay algunos factores que pueden incrementar su presencia como puede ser la humedad de la estancia, temperatura o edad de la madera entre otros.

Mosquitos

Estamos acostumbrados a pasar la época del verano rodeados de mosquitos. La realidad es que en Europa no suponen una amenaza, pero en el sur del planeta, África y América del Sur, están proliferando y preocupando por ser portadores de enfermedades tan peligrosas como la malaria, fiebre amarilla o el dengue.