Código de colores: limpieza y desinfección hospitalaria

Durante estos dos últimos años se ha puesto de manifiesto la necesidad de realizar una limpieza y desinfección exhaustiva en lugares como residencias de ancianos y hospitales, espacios donde el riesgo de contagio es especialmente alto.

Pero no solo estos espacios requieren de una limpieza y desinfección en profundidad: en la situación actual hoteles, restaurantes, guarderías o colegios requieren de un esfuerzo extra en cuanto a su limpieza y desinfección.

Para ello, y con la finalidad de evitar la contaminación cruzada, los servicios de limpieza profesionales utilizan un código de colores para la limpieza y desinfección.

Este código le otorga un color específico a los elementos encargados de limpiar y desinfectar cada tipo de superficie o estancia. A pesar de no ser universal, es de uso común y habitual, siendo un sistema de limpieza aconsejado por la OMS.y

        Índice

Tipos de contaminación en hospitales

código de colores de limpieza

Los hospitales son centros que, por su propia naturaleza y la condición de sus usuarios, requieren de una limpieza y desinfección minuciosa. En torno a un 7% de los pacientes ingresados se contagian de algún tipo de IRAS (Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria). Además, si el servicio de limpieza no es óptimo, el riesgo de que se produzca contaminación cruzada hospitalaria es elevado. 

Antes de entrar en detalle sobre la contaminación cruzada hospitalaria, es preciso describir brevemente los distintos tipos de contaminación que se pueden llegar a producir en este entorno:

  • Contaminación física: se produce cuando sobre una superficie u objeto a desinfectar se encuentra algún cuerpo extraño, como fibras, plásticos o polvo acumulado.
  • Contaminación química: se produce cuando la superficie u objeto a desinfectar está en contacto con alguna sustancia química, como residuos médicos, insecticidas o productos de limpieza. 
  • Contaminación biológica: es el tipo de contaminación a la que más importancia debemos darle puesto que también es la más peligrosa. Dicha contaminación se produce cuando existe presencia de microorganismos patógenos que pueden originar contagios.

¿Qué es la contaminación cruzada hospitalaria?

La contaminación cruzada supone una de las grandes preocupaciones de los profesionales y pacientes de hospitales ya que supone la principal causa de infecciones nosocomiales. Estas se tratan de infecciones contraídas por un paciente durante su estancia en el hospital.

La contaminación cruzada puede producirse por contacto con la piel, vía aérea o por vía sanguínea y se produce cuando se transmiten virus de un espacio contaminado a otro que no lo está.

Para comprender mejor las causas de la contaminación cruzada, y la forma en que se produce, podemos ver los siguientes ejemplos:

  • Contaminación cruzada por informes e historiales médicos. Estos tipos de documentos son manipulados por un gran número de profesionales al día. Por lo que se recomienda un correcto lavado de manos.
  • Contaminación cruzada por teclados de ordenadores. En los teclados, el espacio entre las teclas pueden acumularse un gran número de bacterias y pueden ser utilizados por un gran número de profesionales. Además de una correcta higiene de manos, recomendamos la utilización de productos antimicrobianos
  • El carrito que se emplea para el transporte de medicamentos o los equipos de diagnóstico pueden verse contaminados después de atender a un paciente. Es importante desinfectarlo correctamente entre un paciente y otro. 
  • El entorno del paciente. Cualquier espacio que haya entrado en contacto con el paciente es susceptible de acumular gran cantidad de gérmenes, como habitaciones, consultas, quirófanos o baños.
    Se trata de espacios en los que el riesgo bacteriológico es alto, por lo que deberán ser limpiados y desinfectados de forma habitual y con rigurosidad. Adicionalmente, es viable utilizar soluciones que eviten el crecimiento de microorganismos, tales como 
  • Bacterias que pueden ingresar desde el exterior a través de conductos de ventilación o conductos de los ascensores. En Alcora disponemos de purificadores de aire genano con los que purificar el aire y eliminar partículas de hasta tamaños nanométricos. 
En superficies y elementos de contacto habitual, como pomos o pasamanos, es recomendable el uso de cobre antimicrobiano para inactivar a los microorganismos que puedan posarse en ellos.
Colores de limpieza y desinfección hospitalaria

¿Qué es el código de limpieza y desinfección?

Para evitar la contaminación cruzada, las empresas de limpieza y desinfección de hospitales utilizamos un código de colores de limpieza y desinfección. De este modo asignamos un color a los elementos de limpieza en función de la superficie o espacio en el que se vayan a utilizar.

Este código afecta a los colores de bayetas de limpieza, trapos, paños, escobas, baldes, cepillos, señalización… En definitiva a todos los utensilios de limpieza que están en contacto directo con las distintas superficies.

Aunque no existe un consenso oficial, el código de colores para trapos de limpieza y demás utensilios establece los siguientes colores:

  • Rojo: se utilizará para limpiar zonas de alta carga bacteriológica. Se utilizan en áreas como inodoros, suelos, o aquellas habitaciones donde, por su naturaleza o la de los pacientes, la carga viral sea muy alta. 
  • Amarillo: se utiliza para otras zonas con menor carga bateriológica. En el caso de baños, los elementos de limpieza de color amarillo se utilizarán para el lavamanos, el espejo o la ducha.
  • Verde: se reserva para áreas en las cuales se manipulan alimentos, como cocina, catering y almacenes de comida. 
  • Azul: Se emplea exclusivamente para la limpieza de vidrios. 
  • Blanco: se utiliza para espacios generales, tales como oficinas, salas o áreas públicas. Y para superficies generales, como bandejas, sillas o mesas.

Cómo el código de colores ayuda a evitar la contaminación cruzada

El código de colores de limpieza y desinfección es un arma poderosa para la prevención de la contaminación cruzada hospitalaria. Hay que tener en cuenta que, como se indicó anteriormente, esta asignación de colores no es única.

De todos modos, la importancia no radica en la utilización de un color u otro, sino en tener claramente identificados qué elementos debemos utilizar para la limpieza y desinfección de una superficie o estancia concreta. De esta forma, logramos minimizar al máximo la posibilidad de transmitir microbios de un espacio a otro.

Si quieres ampliar información sobre limpieza y desinfección de superficies recomendamos este PDF publicado por la Organización Mundial de la Salud.