Cómo se potabiliza el agua

¿Cómo se potabiliza el agua?

Se calcula que, a día de hoy, 3 de cada 10 personas en el mundo no tienen acceso a agua potable. Una realidad que a muchos puede parecerles algo lejano y extraño.

Con motivo del Día Mundial del Agua, desde nuestra empresa de tratamiento de aguas en Zaragoza queremos explicar en qué consiste el proceso de potabilización, para ayudar a concienciar de lo costoso que es acceder a un agua de calidad.

¿Cómo se consigue el agua potable?

Para que un agua sea considerada apta para el consumo humano, no debe contener ningún tipo de microorganismo, parásito o sustancia, en una concentración que pueda suponer un riesgo para la salud o bienestar de las personas. Para llegar a este nivel de pureza, el agua suele someterse a diversos procesos:

1. Pretratamiento

El primer paso consiste en eliminar los sólidos de gran tamaño que puedan estar disueltos en el agua.  Para ello, se utilizan rejas y/o tamices que actúan como “filtro” para retener los cuerpos sólidos. Una vez filtrada, el agua suele someterse a un proceso de aireación con el objetivo de aumentar la proporción de oxígeno que contiene.

2. Coagulación-floculación

Durante este proceso, se ajusta el pH mediante la adición de ácidos y se añade un coagulante al agua para provocar una atracción entre las partículas en suspensión. Mediante este procedimiento se pretende dar lugar a la formación de flóculos de mayor tamaño que puedan ser separados de una manera más sencilla mediante la posterior etapa de decantación.

3. Decantación

En este paso, los flóculos de los que hablábamos sedimentan en tanques especialmente preparados para ello. Se produce aquí una división: el agua clarificada pasa a la parte superior  y en la parte del fondo una corriente de lodos extrae los flóculos sólidos.

4. Filtración

Tras la decantación, el agua se somete a una etapa de filtración en la que se eliminan las materias en suspensión que siguen quedando en el líquido.

5. Desinfección

La etapa final del proceso de tratamiento del agua es la desinfección, que suele llevarse a cabo mediante tratamiento con productos químicos o la aplicación de radiación. Es un proceso de gran importancia, ya que garantiza la eliminación de microorganismos que son los culpables de gran número de enfermedades (tifus, cólera, hepatitis, gastroenteritis, salmonelosis, etc.). En ciertas plantas de potabilización esta es la única etapa del proceso.